Licor de azufaifas y Anís de pepino. Preparando y disfrutando licores caseros

abril 15, 2016


¡Hola a todas!

Hoy quiero contaros como preparamos en casa algunos licores muy especiales y el uso que les damos.

No sé si habéis oído hablar  alguna vez de unos pequeños frutos llamados azufaifas o jínjoles pero tienen numerosas propiedades a parte de estar muy, pero que muy buenos.



Son aproximadamente del tamaño de una aceituna. Tienen un sabor parecido al de una manzana, pero a medida que se van arrugando (están cada vez más maduros) su sabor es aún más dulce y tienen un parecido al de una pasa o un dátil. 

Azufaifas y licor de azufaifas
Azufaifas y licor de azufaifas

Normalmente se recogen del árbol a final de verano y como suelen dar muchos frutos y no siempre podemos comerlos todos, les damos otros usos. 

Se pueden utilizar como cualquier fruta: para hacer dulces, mermeladas, conservas, pero a nosotros nos gusta especialmente utilizarlos para hacer licor.


Licor de azufaifas casero
Licor de azufaifas casero

Esta botella de Licor de Azufaifas tiene 6 años. No es necesario esperar tanto para tener un buen licor casero pero nosotros les damos su tiempo ;-)

Para elaborarlo es tan sencillo como recoger azufaifas, lavarlas y meter una buena cantidad de ellas dentro de una botella de cristal limpia. A continuación, añadimos un licor dulce como anís y dejamos reposar en un lugar fresco, seco y sin luz. Después de unos meses tendremos este delicioso licor que se puede tomar al final de las comidas y que ayuda a mejorar las digestiones e ir mejor al baño ya que la azufaifa tiene efectos laxantes cuando se toma en grandes cantidades.

Cuando la hemos probado, nos ha sorprendido la fuerza y la intensidad de su sabor, parece whisky o coñac y os aseguro que sólo añadimos anís. 

Otro licor casero que solemos fabricar en casa es el Anís de pepino. Para prepararlo metemos un pepino pequeñito dentro de una botella, mientras aún está unido a la mata y dejamos que crezca dentro de ella. Cuando el pepino está en su punto, lo cortamos y limpiamos la botella que ha estado en el suelo (junto al pepino) y dejamos secar.

Pepinera
Planta de pepino


Una vez listo, añadimos anís y dejamos que pasen unos cuantos meses para que el anís tome las propiedades del pepino.

Os enseño una botella muy especial. Esta fue la última botella que preparó mi abuelo, tiene 20 años y como os podéis imaginar no es para beber, la guardamos como un recuerdo sentimental.

Anís de pepino
Anís de pepino

Las que nosotros bebemos las fabricamos de un año para otro y suelen acabarse con bastante rapidez. La razón es que quita el dolor de tripa. Por ejemplo, cuando te viene el periodo, por gases, por una mala digestión. Te tomas una copita pequeña y se pasa. No puedo explicaros el porqué, pero funciona. Siempre tenemos al menos una en casa y otras las regalamos a los amigos cercanos que siempre nos preguntan por ellas. 

Este año no va a ser diferente y ya estamos preparando algunas botellas para meter los pepinos dentro cuando aún son lo bastante pequeños como para pasar por el cuello de las mismas. 

¿Conocíais estos licores? ¿fabricáis algún licor casero?



You Might Also Like

7 comentarios

  1. Madre mía 6 añazos, eso sí que es tener paciencia. Desde luego es una idea estupenda para cuando una cosecha viene muy larga. Tiene una pinta estupenda. Nunca he hecho licor casero, pero ahora que sé la receta, nunca es tarde :)

    ResponderEliminar
  2. No probé nunca un licor así, pero se ven muuuy ricos.

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  3. Anda, pues a este tipo de recetas no me he animado nunca, me ha resultado super interesante saber de tu experiencia. Las azofaifas sí las conocía (y por la zona las tenemos)pero lo del anís de pepino, no. Y genial tenerla a mano: menos ibuprofeno, y más recetas caseras, dí que sí!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Qué chulada de actividad!! Es de de esas cosas con las que una se divierte y se siente orgullosa. Yo soy totalmente abstemia, pero esa fruta me gusta un montón, y más cuando nos las regalan de algún cortijo. Vaya sorpresa con el pepino, no sabía que daba licor!! Un beso y feliz sábado.

    ResponderEliminar
  5. Mi padre prepara licores caseros. Tengo que enseñarle tu post. :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  6. no sabia ni que existia eso la verdad, en serio que parecen aceitunas jajaj
    yo soy un desastre culinario completo, fijo que no me sale. tu es que vales para todo! :)
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  7. Que curioso! Me gustaría probarlos y ver cómo saben, creo que el anís me gustaría.El otro me parece muy fuerte y mas si dices que parece whisky. Besos mi niña!

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante, gracias por comentar.


Copyright © 2016 Maquillando al lobo azul. Todos los derechos reservados.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Newsletter de Maquillando al lobo Azul

* indicates required